Eusko Jaurlaritza-Gobierno Vasco

Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad

euskadi.eus

Inicio

Fecha de publicación: 01/06/2015

"Nos llaman un poco raros, haciendo vodka en el País Vasco"

Entrevista a José Luis Navarro, socio-fundador y gerente de Basmoon Vodka

Jose Luis Navarro, socio-fundador y gerente de Basmoon VodkaFollow yourself” (“Sigue tu propio camino”) es un buen lema que han escogido para comenzar esta aventura de producir vodka…

Somos los raros de la comunidad autónoma. Nos gustó el claim, al que le hemos dado bastantes vueltas de Marketing y Comunicación. Queríamos una frase que definiera nuestra filosofía, lo que estamos haciendo, y que captase al público como experiencia para degustar nuestro producto.


Sin embargo, Euskadi y Vodka resulta a simple vista un binomio un tanto peculiar. ¿De dónde surge?

Los dos socios y el maestro destilador nos conocemos desde críos. Los tres veraneábamos en un pueblo de Araba/Álava, en Fontecha. Nos contaban que desde la Guerra Civil hubo, en gran parte de la provincia y Navarra, tropas italianas que venían del Piamonte y que, siendo épocas de mucha escasez, les enseñaron a trabajar la patata para fermentarla y luego destilarla y sacar estos licores rudimentarios que les alegraban un poco la vida. En casa de Carlos, el maestro destilador, he visto siempre un alambique antiguo y de ahí surge la inspiración de este proyecto. Desde que éramos medianamente adolescentes hemos hecho experimentos con destilaciones y fermentaciones. Y ya en los últimos años lo tomamos más en serio hasta decidirnos a dar el paso de hacer el anteproyecto. De una destilación amateur, en familia y amigos, paso a ser un proyecto totalmente profesionalizado.

¿En qué se diferencia el Vodka Basmoon de las otras bebidas destiladas que podamos encontrar en el mercado?

Hay varias. Uno de los puntos clave es la materia prima con la que lo hacemos. La mayor parte de destilados, no sólo en Euskadi sino en el ámbito nacional e internacional, se hacen de grano: centeno, que es la variedad número uno a nivel mundial, maíz, cebada o también hay variedades con remolacha o con vino como los coñacs. En Álava somos patateros, la patata la llevamos en los genes. Tenemos unas variedades muy buenas y decidimos optar por esta materia prima que es muy significativa y característica nuestra y encima es de mucha calidad y relativamente económica. Y es que estamos el centro de producción, lo que es perfecto. Probamos distintas variedades hasta llegar a la ‘Agria’, que nos da un rendimiento alcohólico interesante y posee un porcentaje de almidón bastante alto, en torno al 20 %, que es lo que nos interesa para poder conseguir el alcohol, además de los matices que buscamos. A diferencia de la gran mayoría de fabricantes de bebidas destiladas que compran el alcohol base a grandes alcoholeras destiladoras industriales, nosotros partimos de la materia prima básica que es la patata, poniendo nuestro punto de luz en un segmento de alta calidad. Para eso necesitamos controlar el proceso completo. Somos una microdestilaría artesanal con lo cual engañaríamos al público si compráramos el alcohol y de ahí haríamos la bebida. En cuanto al proceso de fabricación, lo destilamos cinco veces para alcanzar un grado de pureza máximo y luego hacemos una filtración en frío, bajando el destilado a cero grados para hacer el filtrado, y así conseguimos eliminar cualquier impureza manteniendo ciertos matices característicos del producto. De esta manera es un producto muy identificable.


¿Cómo lo definiría en el paladar?

Por definición los vodkas siempre han sido muy neutros, con poco aroma y sabor. Los vodkas occidentales son muy planos. Nosotros hicimos la prueba de comprar las principales marcas Basmoon Vodkaque se hacen en España y sólo conseguimos identificar dos, el resto prácticamente son iguales. Por eso buscamos algo diferenciador. La patata nos lo da porque es un producto meloso en boca, los alcoholes de grano son más recios, más secos en el paladar, y además tiene matices en nariz que recuerdan mucho al cacao ligeramente y al fruto seco. En boca es un producto que entra muy bien con recuerdos a hierba fresca, con un postgusto moderado, no muy prolongado. Es muy raro que la gente en general se inicie a beber vodka solo, pero éste, por las características que tiene, se bebe perfectamente solo. En combinado también es espectacular, con tónica, zumo de naranja, lima o zumo de tomate.


Su producción se realiza de manera artesanal, ¿cree que la apuesta de los nuevos productos debe sustentarse entre la tradición y la máxima innovación?

Una cosa no quita a la otra. A nosotros nos llaman un poco raros, haciendo vodka en el País Vasco, donde no hay tradición… Y efectivamente no la hay. Pero las cosas bien hechas ensamblan el pasado, el buen hacer de manera artesanal con un proyecto innovador, con algo que, hasta la fecha que yo sepa, nadie había hecho en Álava ni en el País Vasco. Un vodka hecho de patata, de una materia prima autóctona.


Las 15.000 botellas que tienen previsto producir este año, ¿a qué mercados irán destinadas?

Nuestro mercado, aunque obviamente abordaremos el mercado local con la máxima diligencia y de hecho es al que nos hemos dirigido inicialmente, es internacional. Es un producto que desde el primer momento tenemos claro que lo vamos a exportar. De hecho, en dos semanas tengo un viaje de trabajo a Inglaterra para buscar distribuidores. Es un producto perfectamente vendible en mercados internacionales porque los estándares de calidad son máximos y no tengo ninguna restricción a la hora de entrar en ningún mercado. Por eso el Marketing lo hemos enfocado en ese sentido, sin perder de vista nuestro origen, nuestra tierra natal, el País Vasco, pero en inglés. Realmente el vodka es la bebida destilada número uno vendida a nivel mundial, en Inglaterra, en Rusia -por supuesto-, Estados Unidos, Canadá… y los estudios de mercados nos dicen que en España también va a llegar esta tendencia.


¿Dónde se puede encontrar ya Basmoon Vodka?

Hemos empezado a distribuir producto a través de un distribuidor local en Bizkaia, Araba/Álava y Gipuzkoa, también en Navarra y Burgos. Lo vais a encontrar en tiendas delicatesen, porque nuestro enfoque no va a la gran superficie, y nuestro canal de distribución va a ser el canal HORECA; y también en los principales locales donde se vendan los destilados Premium, copas un poco más especiales, más preparadas.


¿En qué acciones están centrando su promoción?

Recientemente hemos estado en dos eventos en Madrid: el Salón de Gourmets, donde presentamos el producto a nivel internacional, y el Gin Motive, un evento especializado en vodkas y ginebras para hacer marca y darnos a conocer entre profesionales de coctelería y restauración nacionales. Y después los distribuidores del País Vasco van a hacer en la segunda quincena de junio presentaciones en las tres capitales. Hemos creado una página web para dar a conocer lo que hacemos, dónde estamos, invitando al público a que visite nuestra destilería en Vitoria-Gasteiz. También hemos grabado un spot enfocado sobre todo a redes sociales y a nuestra página web; estamos en facebook, twitter, instagram y vamos a colgarlo en you tube y dárselo a los distribuidores para que los locales que tienen pantallas lo puedan proyectar. Es un spot que hemos grabado en Álava, en el Parque de Urkiola y en el pueblo de Escota, y donde queremos transmitir nuestra filosofía y la experiencia que se vive con nuestro producto. Ésas son las acciones a corto plazo, pero también vamos a participar en misiones comerciales a diferentes países para establecer relaciones y ahora estamos trabajando para hacer una red de distribución a nivel nacional para poder llegar al público que queremos.


Basmoon VodkaSu participación en el stand de Gobierno Vasco en la pasada edición de Salón del Club de Gourmets, ¿qué ha supuesto?

En Gourmets consigues un feedback del público muy directo, gente que pasaba y probaba, y en general han sido unas respuestas superpositivas del producto. Es diferente y ha gustado mucho. Nos ha servido para conocer y contactar con distribuidores de Málaga, Madrid, Galicia, Asturias y País Vasco, obviamente. Con otras administraciones lo hemos tenido más complicado, pero con Gobierno Vasco nos hemos sentido siempre muy apoyados en los diferentes trámites burocráticos de sanidad y agricultura. Ha sido muy rápido y nos lo han puesto muy fácil para salir al mercado lo antes posible. También nos hemos beneficiado de la ayuda Lehiatu para empresas del sector agroalimentario para ayudarnos en la parte inicial de inversión, que nos ha supuesto un desembolso importante. Nos han acompañado, lo cual es de agradecer.


¿Qué le parecen este tipo de iniciativas promocionales promovidas por Gobierno Vasco?

De no haber sido de esta manera no hubiésemos podido estar. La posibilidad de ir un stand compartido de Gobierno Vasco, para nosotros ha sido el estar o no. Con un presupuesto mínimo hemos tenido participación en un evento de estas características que de otra manera no hubiésemos podido estar.

Euskadi, bien común