Eusko Jaurlaritza-Gobierno Vasco

Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad

euskadi.eus

Inicio

Fecha de publicación: 11/04/2011

Jon Ander Torrea

Gerente de Casa Eceiza

Jon Ander Torrea, gerente de Casa EceizaQuizá uno de sus productos estrella sean las tejas y cigarrillos, pero en Casa Eceiza se afanan desde hace quince años en renovarse y lanzar al mercado nuevas creaciones teniendo muy presente los gustos del público. Jon Ander Torrea, gerente de Casa Eceiza, conoce cómo ha sido la evolución de la pequeña ruta comercial entre restaurantes y pequeñas tiendas para distribuir las míticas tejas y cigarrillos hasta convertirse en una empresa capaz de unir la fabricación de cantidades importantes de producto y la delicadeza del maestro pastelero que se preocupa de ofrecer a sus clientes dulces experiencias de sabor.

Resulta curiosa su insistencia en que Casa Eceiza no es una fábrica de pasteles, bollería o galletas, sino un obrador. De hecho, un obrador que supera las artes de los obradores tradicionales. ¿A qué se refiere?

Evidentemente tenemos forma de fábrica, pero venimos de trasladar técnicas de cocina a una empresa de repostería grande. Aplicamos procesos escrupulosos de un restaurante; de ahí el hecho de superar las artes tradicionales.

Su filosofía de trabajo es que el consumidor final experimente una exquisita sensación de sabor. ¿Cómo se consigue?

Con ingredientes nobles, intentando no adulterar los elementos básicos y conociendo lo que el público espera. Hay que encontrar el equilibrio del paladar con sabores más cómodos para el gusto del público. La pastelería es muy geográfica, no se lleva fácil a otros mercados, aunque todo es trasladable, por eso es importante conocer qué espera el público. Y esto ocurre incluso en el ámbito estatal. Una torrija de brioche tiene más aceptación en la zona centro y Euskadi que en la mediterránea y, por otro lado, la tarta de manzana encaja mejor en Catalunya.

¿Cuáles son sus canales de promoción?

Nuestros canales de promoción son limitados. Es difícil acceder a los medios de comunicación fuertes, entonces hay que tener habilidad. Nosotros trabajamos el punto de venta, insistiendo en nuestra presencia y con degustaciones, visitas a restaurantes… También acudimos a las ferias dentro del stand institucional de Gobierno Vasco.

¿En qué mercados podemos encontrar los productos de Casa Eceiza?

Trabajamos dos mercados: la hostelería y el consumidor final. Para la hostelería tenemos nuestras tejas y cigarrillos y una amplia familia de postres en congelado con la máxima calidad. Para el consumidor final estamos presentes en tienda y supermercados en distintos formatos. Geográficamente, nos estamos centrando en el mercado nacional. El internacional exige trabajar de forma profunda y con nuestros recursos es una tarea difícil.

Casa Eceiza mantiene una apuesta constante por la innovación y la actualización de la tradición. ¿A qué se traduce en el día a día?

No podemos despegarnos de la tradición, ya que venimos de una pastelería centenaria de Tolosa que ha cosechado productos de éxito; sin embrago, cuando hace quince años creamos Casa Eceiza nos marcamos el objetivo de renovar el mercado de la pastelería. Se estaba produciendo una decadencia en el sector, una pérdida de hábitos de consumo… El sector no realizaba propuestas, ni se renovaba. Nosotros intentamos aportar diferentes propuestas, adaptarlas a las nuevas corrientes y eso es lo que nos mantiene vivos.

¿En qué nuevo producto están trabajando?

Para la hostelería hemos lanzado la torrija caramelizada de brioche, el tatín de manzana, los canutillos de chocolate y naranja y el cheesecake. En el terreno doméstico vamos a lanzar el bizcolate, un producto sencillo de chocolate más asequible sin renunciar a la calidad que está gustando mucho a niños y mayores. Antes el mercado aceptaba los productos de forma más fácil, ahora mira más el carro de la compra. En el apartado del congelado hemos apostado por realizar tartas más pequeñas de trufa y de queso con arándanos, que no sean para ocasiones tan especiales, sino para degustar en cualquier momento.

Canutillo de chocolate             Torrija
Canutillo de chocolate                                                         Torrija

Euskadi, bien común